martes, 23 de abril de 2013

Las preocupaciones (¿solo?) del Día de la Tierra



Ayer, día 22 de abril, fue el Día de la Tierra y precisamente este texto Día de la Tierra fue trending topic en Twitter durante todo el día. Aunque, a la hora de escribir este texto, todavía no tengo claro si es por la propia celebración o por el doodle que hizo Google en su página principal, ya que estas creaciones del gigante americano siempre suelen comentarse mucho en la red social.



Muchos tuits aludían a la importancia de celebrar el día de la Tierra todos los del año y no solo el 22 de abril, considerando una hipocresía una conmemoración así mientras se siga maltratando al planeta. No les falta ni pizca de razón, sin duda. Lamentablemente, las personas que más poder tienen para hacer algo solo conocen este día porque lo pone en su agenda, si es que tienen algún acto protocolario de celebración programado para hoy. Si no, probablemente lo pasen por alto.


Esta viñeta ilustra el sentimiento de algunos tuiteros sobre el abandono de la Tierra el resto de días del año.






También era una ocasión propicia para dar detalles y datos sobre la situación de nuestro planeta, como listados de los principales problemas que le acechan o de las medidas necesarias para intentar revertir la situación. Esas listas siempre están ahí y, por mucho que se insiste con ellas año tras año en fechas señaladas, no dejan de ser actualidad porque las iniciativas nunca se ponen en marcha y los inconvenientes nunca se solucionan.
Otras cuentas de Twitter aprovecharon para publicar bellas fotos sobre nuestro planeta. Esta de National Geographic, para mí, se lleva la palma. Da una idea de la inmensidad del planeta, ya ni hablar del universo, y de lo relativamente poco importante, en proporción, que debería ser la presencia del ser humano. Sin embargo, con nuestras actividades nocivas estamos acabando con los recursos, perjudicándonos a nosotros mismos y a todo nuestro entorno. Se podría decir, valga la comparación, que somos el virus de la Tierra.


También hay lugares en la Tierra tan bellos que merece la pena que sean conservados, como muestra esta cuenta de información sobre las Islas Canarias.

Como curiosidad, también se podía leer un reportaje sobre famosos que tienen una gran concienciación sobre los problemas ambientales y llevan a cabo proyectos y actividades. Entre ellos, Jessica Alba, George Clooney, Maná o Leonardo Di Caprio. La presencia de estas personas siempre tiene mucho tirón y el hecho de que se preocupen por el medio ambiente es positivo, aunque solo sea por la publicidad que le dan a la causa.

En cuanto a los principales actores de la política medioambiental, organizaciones ecologistas como Greenpeace no perdieron la ocasión de alertar sobre el cambio climático, que era el asunto sobre el que este año se centraban las celebraciones. Tanto para los que nos dedicamos profesionalmente a ello como para los ciudadanos concienciados que están al día de la actualidad ambiental, estas informaciones no aportan nada nuevo, pero hacen bien en beneficiarse de este día, en el que se dedica un espacio al medio ambiente en informativos y medios generalistas, para recordar lo que, en realidad, nunca deja de estar de actualidad, sobre todo a aquellas personas de memoria frágil.

Hoy es 23 de abril, el día del libro, y se está hablando de eso. Entiendo que también es un día importante y por hoy olvidamos la Tierra, que ayer tenía toda nuestra atención. La pregunta es: ¿qué pasará mañana? ¿Y pasado? ¿Será este 22 de abril un nuevo oasis en la preocupación por nuestro futuro?