miércoles, 5 de junio de 2013

Temas de conversación para un 5 de junio

Estamos en 2013. Os recuerdo que el 23 de agosto de 2000, un enorme terremoto arrasó el oeste de Estados Unidos y separó Los Ángeles del continente. El gobierno ultracatólico americano ha convertido la nueva isla en una cárcel donde envía a todos los ciudadanos que no desea en su limpia tierra, como los fumadores, los comedores de carne roja o los seguidores de otras religiones, aunque les da la alternativa de una ejecución para evitar ir a esa ínsula sin ley donde probablemente tardarán poco tiempo en morir.


No os asustéis, evidentemente eso es ficción, el clásico de cine distópico 2013: Rescate en L.A. dirigido por John Carpenter y protagonizado por Kurt Russell. Nuestro 2013 es muy diferente… ¿No? En este Día Mundial del Medio Ambiente, conviene echar un vistazo a la actualidad del mundo para ver si esta fecha señalada debe ser de celebración, reivindicación o preocupación por el estado de las cosas.



Este año el objetivo del 5 de junio es concienciar a la población de que evite el derroche y la pérdida de comida. Es algo de lo que ya he hablado en un par de ocasiones, lo perjudicial que resulta el descontrol de las compras navideñas o lo idóneo de un consumo responsable. Desde luego me uno a esta iniciativa, relacionada con la filosofía del blog, el medio ambiente no solo es hablar del cambio climático, las zonas protegidas o las especies en peligro, el derroche y el consumo irresponsable suponen también graves consecuencias para el medio natural y sobre todo para la pervivencia de nuestra especie, ya que los recursos no son ilimitados.

Pero hay muchos otros temas de actualidad en estos momentos que también cabe destacar en esta fecha señalada. En los últimos días he tuiteado algunos enlaces interesantes sobre el fracking. Hace un tiempo enlacé un blog que explicaba esta técnica de forma bastante sencilla, aunque también he querido dar voz a los defensores de la fractura hidráulica como método de obtención de gas, en este caso las empresas participantes, que han creado una asociación para defender sus intereses. Las últimas noticias no son beneficiosas para ellos, puesto que el gobierno de La Rioja ha prohibido el fracking en su territorio, lo que podría sentar precedentes para el resto del país. ¿Cómo veis esta técnica? ¿Creéis que es beneficiosa frente al resto de combustibles fósiles o que perjudica el crecimiento de las energías renovables?

Otro tema muy comentado en los últimos días es la posibilidad de que no haya verano. En este blog dan una explicación científica muy detallada del fenómeno que podría darse no solo este año, sino los venideros, lo que ocasionaría graves consecuencias, tanto por la reducción de beneficios económicos que tendría la época estival en algunas zonas turísticas, como por la afección de los sistemas naturales, las cosechas, las migraciones, etc. La explicación, grosso modo, tiene que ver con el calentamiento global, que está provocando un deshielo cada vez mayor en los veranos polares, algo que afecta a los sistemas climáticos del hemisferio norte.


¿Estaremos ante las más evidentes consecuencias del calentamiento global y el cambio climático en los países desarrollados? ¿Se frenará este fenómeno por sí solo ante la insistencia del sistema capitalista de que es una invención y una exageración de los ecologistas? ¿Actuarán de una vez los gobiernos si se termina produciendo, renunciando a absurdas reuniones, inútiles conferencias y leyes placebo para pasar definitivamente a la acción?

¿Y en España cómo están las cosas? Pues tampoco andan muy bien, con un gobierno que no cree en la inversión en nuevas tecnologías y energías renovables y que no deja dudas sobre su poca preocupación ambiental con la nueva ley de costas, que viene a tirar por tierra todo el trabajo de anteriores leyes para proteger de las urbanizaciones y de la especulación todo el terreno adyacente al mar de que dispone España, que es mucho, variado y rico.

Así está el panorama, dejándome muchas cosas en el tintero, con lo cual podemos concluir que el Día Mundial del Medio Ambiente no es un día para celebrar y sí para reivindicar y preocuparse por muchas cosas. Pero por muy mal que pinte la situación no nos queda más remedio que seguir luchando... ¡y ser positivos!