viernes, 17 de agosto de 2012

La música se queda sin ideas


Un estudio científico liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y publicado en la revista Scientific Reports, revela que las canciones cada vez son menos originales, se parecen más entre sí.


 

DJ Shadow – Six days (Mos Def remix)

¿En serio? Quiero decir: ¿en serio esto es un estudio científico?

Audioslave – Like a Stone

Para llegar a esa conclusión habría sido suficiente con escuchar un puñado de grupos o artistas de moda, de los que triunfan en las radiofórmulas. Por centrarnos en un tipo de música, podríamos haber escuchado una canción elegida al azar de Madonna, Britney Spears, Christina Aguilera, Myley Cyrus, Rihanna, Amy Winehouse… Ya sé que más de un melómano se estará echando las manos a la cabeza, pero para la mayoría de los mortales esas canciones sonarían bastante parecidas. Y el estudio habría sido más económico…

Built To Spill – Traces

Bromas aparte, no estoy muy de acuerdo con los resultados del estudio, que compara canciones de la actualidad con otras de la segunda mitad del siglo pasado, desde 1955. Se han analizado 464.411 canciones compuestas a lo largo de 55 años para llegar a estas conclusiones, utilizando métodos informáticos que comparan las notas musicales como si fueran palabras, para que nos entendamos, que han determinado que cada vez hay más secuencias repetidas, esto es, que las melodías cada vez son más parecidas y menos originales.

Linkin Park – What I’ve done

La muestra es, sin lugar a dudas, representativa. No obstante, temo que habrá que presuponer una cierta tendencia a considerar un mayor número de éxitos comerciales, con alta presencia de temas pop. No sé hasta qué punto habrán tenido en cuenta la música popular, maquetas, artistas locales o sonidos experimentales, por mencionar algunos sectores menos conocidos.

Garbage – The trick is to keep breathing

Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de canciones que se han publicado en cada época. ¿Cuántos grupos en activo hay en 2012 y cuántos habría en 1955? Creo que todos coincidiremos en que la diferencia será significativa y, obviamente, cuantas más canciones se publiquen más coincidencias podrán existir. Esto es de Perogrullo.

Papa Roach - Had enough (En un principio aquí pensaba poner Stand here with me de Creed, pero EMI tiene bloqueado su contenido de Youtube para España, visionarios ellos).

Por otro lado, la evolución tecnológica juega a favor de los resultados del estudio. En la década de los 50, la música probablemente estaría limitada por los instrumentos, mientras que en la época actual predomina la influencia electrónica, hay muchos estilos diferentes y un mayor número de mezclas de sonidos, lo que debería resultar en una amplia variedad musical.

Boysetsfire – With cold eyes

Con todo, creo que es lógico que las canciones se parezcan: a veces pienso en la dificultad de elaborar melodías totalmente originales, que no hayan sido creadas ya ni estén altamente influenciadas por otras existentes. Además, el número de canciones crece muy rápido y esto aumenta las probabilidades de que dos sonidos coincidan, incluso por casualidad.

Radiohead – Paranoid android

El estudio también destaca el volumen intrínseco al que se graba la música (que es independiente de aquel al que se escucha), algo comprensible en tanto en cuanto está ligado a nuevos sistemas de grabación y a un aumento de la calidad, en general, de los equipos, tanto los utilizados en la composición como en la reproducción.

Nirvana – Drain you

¿Quién no reconoce ese sonido añejo de los discos de vinilo? ¿Acaso se puede comparar con un equipo de sonido 5.1 emitiendo a todo volumen una canción de Slipknot?

Slipknot – Wait and bleed

En fin, yo no creo que la música actual sea previsible, lo que ocurre es que la gran cantidad de canciones posibilita que muchas de ellas se parezcan o tengan elementos comunes. Además, las fórmulas que venden se repiten hasta la saciedad, aquellos artistas que triunfan se ven copiados una y otra vez y eso genera que los mayores éxitos, los más conocidos y escuchados, parezcan salir de una cadena de montaje.

Kasabian – Take aim

Me considero melómano y tengo una variedad de gustos tal que mi perfil de last.fm, la red social musical, es de lo más variopinto. Un lugar donde el reggaetón y el folk metal pueden compartir espacio pero no, ni mucho menos, notas musicales.

Kanye West - Amazing